Gantzters, cap 7. en la oscuridad de la noche

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Gantzters, cap 7. en la oscuridad de la noche

Mensaje por kuro el Lun Abr 11, 2011 12:21 am

En la oscuridad de la noche

Caminábamos plácidamente por la acera, acabábamos de salir de nuestra casa, que se encontraba a pocos pasos detrás de nosotros. Cariñosamente, Beatriz se aferro a mi brazo, acercándome más a ella. Nos detuvimos un par de minutos para comprar comestibles y un par de mango sour, preparándonos para la noche que se avecinaba en casa de Marko y Gerko, los gemelos, en donde realizaríamos una reunión de amigos.

Al llegar al lugar predestinado, un ligero zumbido empezó a sonar en nuestras cabezas, no le dimos mayor importancia debido a que desapareció un par de minutos después de su aparición.
Saludamos a las personas que se encontraban presentes, Marko, Gerko y Sara, a quien habíamos invitado para que se integrara a nuestro grupo y hoy asistiría a la primera reunión de nuestro grupo de amigos.
Colocamos las cosas para picar en la mesa, separadas en diferentes recipientes, el mango sour lo guardamos en la nevera para que se mantuviera frío, movimos el televisor y colocamos un par de sillas alrededor.
Nos preguntamos qué pasaba con el resto de grupo, la novia de Gerko, Josefina, debió haber llegado hacia horas para ayudar con los preparativos; pero, sin importar el método con el que intentáramos comunicarnos con ella, el resultado siempre seria el mismo, nadie sabía nada de ella desde que dejo su casa, en su costoso auto, en dirección a donde ahora nos encontrábamos todos preocupados por su repentina desaparición.
Así mismo, Felipe y Camilo estaban retrasados y tampoco habíamos sido capaces de comunicarnos con ellos.
Luego de unos minutos de conversación acerca del increíble retraso del resto de invitados, el sonido en nuestras cabezas, un extraño pitido, casi como el de un celular cuando esta quedando sin batería, regreso, ahora con mayor intensidad, provocando que nos alarmáramos.

-no puedo moverme- dijo Sara
- yo tampoco, respondió Gerko

Efectivamente, nuestros cuerpos se encontraban paralizados, no podíamos efectuar movimiento alguno y mientras el miedo y la desesperación empezaban a respirarse en el ambiente, Marko empezó a desaparecer, transportado por un láser rojo, el cual reconocimos sin mucho esfuerzo, se trataba del mismo laser que nos había llevado a la habitación de la esfera negra, que habíamos decidió llamar Gantz, nombre por el cual una tribu llama una esfera negra gigante. Cuando termino de ser transferido a la habitación, empezó a ser enviado Gerko, luego Beatriz, Sara y, al final, yo.

En la habitación, se encontraba Álvaro, quien nos saludo afablemente. Además, se encontraban un nuevo grupo de personas, quienes, al parecer, eran los nuevos integrantes del equipo, quienes, aparentemente habían muerto en una especie de incendio. 2 hombres de mediana edad, contextura gruesa, cabellera corta y vestidos con atuendos de rescatistas, se encontraban a nuestra derecha; un pequeño niño, de unos 9 o 10 años se encontraba a la izquierda llorando y muerto de miedo mientras una mujer adulta lo intentaba consolar. Detrás de Gantz, se encontraba un último grupo, recostados sobre la pared, que, para nuestra sorpresa, estaba lleno de rostros conocidos.
Josefina, Camilo y Felipe se encontraban conversando, aparentemente calmados, acerca de los sucesos ocurridos aquella tarde.

-Jose!! Grito Gerko, al ver a su novia, ¿qué haces aquí?, ¿qué te paso?

Ella, alarmada y sorprendida a la vez, se puso de pie y corrió a los brazos de su pareja. Entre sollozos, Josefina nos explico, rápidamente, lo que había ocurrido, contando también, lo que había pasado con Felipe y Camilo.

En la habitación se podía sentir el miedo que rodeaba a los nuevos integrantes, que habían empezado a moverse alrededor de la habitación, buscando alguna forma de salir de allí o algo que les diera una pista de lo que estaba sucediendo; todas las personas que se encontraban presentes tenían claro que acababan de experimentar su muerte, por lo que no se explicaban que hacían en esa habitación, con toda esa gente desconocida.

-Les pido su atención-dije, tomando la iniciativa- por favor intenten calmarse y escuchen atentamente lo que estoy a punto de contarles; ya que esto puede ser la diferencia entre que vivan o mueran.
-¿vivan o mueran?-replico uno de los rescatistas- ¿acaso no estamos todos muertos?
-no, aun no estamos muertos, pero si no me escuchan, dentro de poco lo estarán.
-¿acaso tu sabes lo que ocurre aquí? -Contesto desafiante el otro rescatista
-si, ya e pasado por esto una vez; no solo yo, mis amigos, aquí presentes, vivimos anteriormente esta misma experiencia, así que sabemos cómo se sienten, sabemos que tienen dudas y que lo que les voy a contar sonara muy irreal, poco creíble, pero, si no me escuchan, si no me creen, terminaran corriendo un gran riesgo.
-Dentro de poco, esa esfera se abrirá, otorgándonos armas para defendernos y unos trajes especiales para protegernos y darnos habilidades sobrehumanas, después de eso, tendremos que ir a cazar extrañas criaturas, extraterrestres, posiblemente, a algún lugar a donde nos transferirá esta esfera, Gantz.
-eso es absurdo- intervino ahora la mujer que consolaba al niño, quien, había dejado de llorar.
-pueden creerme o no, depende de ustedes, pero, les aseguro que les estoy diciendo la verdad.
-No importa- dijo Gerko- te creerán cuando vean esto.

Gerko, quien estaba usando el traje, sin ningún esfuerzo, levanto a los dos hombres, quienes no solo eran más altos que el, si no que, además, pesaban mucho más que el delgado hombre que, sonriendo, los mantenía un par de centímetros sobre el suelo.

-este es el poder del traje, mejora nuestra fuerza y nuestra defensa, sin él, allá afuera, en ese campo de guerra, serán una presa fácil para esas cosas.

Pero antes de poder contarles más información, antes de que todos se pudieran colocar los trajes, la esfera empezó a sonar, y, al cabo de un par de segundos, un mensaje idéntico al de la vez anterior, apareció sobre su oscura superficie.

Sus vidas han terminado
La forma en la que usen
Sus nuevas vidas
Depende de
mi.

o esa es la teoría, al menos.
Como la vez anterior, el mensaje que había aparecido cambio rápidamente, dando paso a una nueva información, mucho más significante que la anterior, donde se nos indicaba, claramente, contra que nos enfrentaríamos inicialmente en esta nueva misión, ya que, como en la anterior, estábamos seguros de que luego de derrotar el primer objetivo, uno, o unos, mucho más poderosos harían aparición.

Van a salir y cazar esto:

Wendigo
Características:
Rápido
Ingenioso
Fuerte

Le gusta:
Matar

Cita:
Guuuuarrrr grararrgf

-es una broma, ¿cierto? –Dijo la mujer- todos sabemos que el Wendigo no existe, que es una historia solamente, es solo mitología.
-No lo es –dijo fríamente Marko- esto es muy real. Y, si esa esfera dice que nos vamos a enfrentar al Wendigo, entonces eso es justamente lo que va a ocurrir.
-deben colocarse los trajes y tomar algunas armas.

Jose, Camilo y Felipe, quienes se habían puesto sus trajes, al igual que los integrantes que habíamos sobrevivido a la antigua misión, se acercaron a donde se encontraban las armas, mientras, nosotros, que teníamos un poco más de experiencia en cuanto al uso de estas extrañas y futuristas armas, intentábamos explicar con tan pocas palabras como fuera posible, como usarlas. Para nuestra sorpresa, un nuevo objeto formaba parte del arsenal del que disponíamos. Unas espadas, con la apariencia de una espada japonesa, adornaban uno de los costados de la esfera. Las espadas, que estaban en una vaina negra, eran del tamaño de una katana y sus hojas eran de color tan oscuro como la noche.

Mientras estábamos en el proceso de armarnos, y colocarnos los trajes, la transferencia inicio. Uno de los rescatistas, que fue tan testarudo, y estúpido, como para no usar el traje, grito de desesperación al ser transportado contra su voluntad a otro lugar. El otro rescatista, la mujer y el niño miraban aterrados y expectantes como poco a poco el cuerpo del hombre desaparecía en el aire. Cuando llego el siguiente turno, la ganadora fue la mujer, quien, mientras era transportada, empezó a correr alrededor de la habitación. Luego siguió Marko, quien, con muchísima calma dijo “los espero afuera, protegeré a los idiotas mientras llegan”. Beatriz, quien se percato de que el pequeño niño no llevaba su traje, se acerco en un intento por convencerlo de que debía usarlo para sobrevivir. Cuando vio que el niño rechazaba la noción, decidió intentarlo de otra manera, ya que el tiempo se estaba agotando, solo quedaban dos personas en la habitación además de ellos.

-cual es tu superhéroe favorito-le pregunto Beatriz al niño.
-Superman, respondió entre sollozos.
-pues, con este traje, puedes ser un superhéroe.-le dijo tiernamente mientras limpiaba las lagrimas del ahora brillante rostro del niño- aunque no como superman, pues no podrás volar, pero tendrás súper poderes y saldremos a luchar contra los malos, como lo hace superman .

El infante, maravillado por la idea, asedio a usar el traje justo cuando Beatriz empezó a ser transferida. El pequeño se encontraba solo, pero ante la seguridad de que sería un súper héroe, el miedo fue lo último que sintió. Rápidamente, se despojo de las vestimentas que usaba y las remplazo por el oscuro traje justo antes de que su transmisión iniciara.

La blanca luz de la luna bañaba el frondoso bosque al que fuimos teletransportados, filtrándose a través de los numerosos árboles que nos rodeaban. A pesar de la luz que se inmiscuía a través de los imponentes titanes del bosque, muchas áreas de este se encontraban en completa oscuridad, como motas negras en un lienzo pintado de blanco.
El lugar tenía un aspecto fantasmal, había una ligera niebla levantándose y envolviéndolo todo. El sonido de pequeñas alimañas revoloteando alrededor de las hojas secas de los arboles perturbaban a algunos de los miembros del grupo, sobre todo a los nuevos. Aun con el tétrico ambiente, el lugar se encontraba calmado, lo único que se escuchaba alrededor, además de los escurridizos animales, era el sonido del viento acariciando las hojas de los arboles.

-debemos permanecer juntos-les advertí- no se separen por nada del mundo. En este lugar, sería muy fácil perderse.
-estoy de acuerdo, aquellos que no están usando el traje-dijo Gerko mirando al rescatista y a la mujer- deberán mantenerse en la retaguardia.
-creo que ahora mismo lo único que podemos hacer es…-el sonido de ramas quebrándose a la derecha de nuestra posición no permitió que Marko terminara su sugerencia. Sorprendidos, nos giramos mecánicamente en dirección hacia el lugar de donde provenía el sonido.
-¿qué… fue… eso? –pregunto la mujer con nerviosismo en su voz.
-no lo sé – respondí- pero iré a revisar. Marko, ven conmigo, por favor.

Avanzamos lentamente, con el corazón golpeteando salvajemente en el pecho. Marko avanzo a mi derecha, indicándome con un rápido movimiento que rodeáramos el objetivo. Cuando estuvimos sufrientemente cerca, una nueva rama volvió a ser quebrada, y otra y otra más. Las manos nos comenzaron a sudar, nuestra respiración se hizo más pesada, más agitada. La punta del cañón de Marko separo una rama que se había desprendido de un árbol y yacía en el áspero suelo. CUIJ CUIJ CUIJ - El graznido de un asustado pájaro acompaño a la meliflua silueta de un zorzal que salió volando a gran velocidad de entre las ramas.

Reímos nerviosamente mientras bajamos las armas y nos dábamos la vuelta para informar al resto del grupo de que no había peligro. Pero solo pudimos dar dos pasos antes de que un sonido más perturbador que el de una rama quebrándose en el estático silencio del lúgubre bosque nos obligo a detenernos de golpe. El sonido aparentaba ser una especie de horrible quejido, que cada vez se acercaba más y más. Luego, sentimos como la fuente del horrible gemir se abría paso entre la maleza, destrozando quebradizas ramas secas y acompañando cada paso de una pesada respiración. Y, de pronto, todo paro, cualquier clase de sonido que se encontrara presente en el bosque, simplemente desapareció. El miedo empezó a respirarse en el aire acompañado de angustia y desesperación.pasaron unos eternos segundos hasta que un singular sonido destruyo la escalofriante calma que nos rodeaba, el débil sollozo del niño, quien abrazo fuertemente a Beatriz, inundo el silencio del bosque. la joven, intento calmarlo, aunque ella misma moría de miedo y deseaba salir corriendo de allí. De golpe, sentimos, a través de nuestro instinto, como un par de siniestros ojos nos miraban escondidos desde algún lugar en la oscuridad, sentimos una infinita sed de sangre sobreponerse en la atmosfera. Y, de la nada, la implacable bestia rugió…

Continuara…



Última edición por kuro el Lun Abr 11, 2011 2:30 am, editado 2 veces

_________________

kuro
Gun Shooter
Gun Shooter

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 04/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Gantzters, cap 7. en la oscuridad de la noche

Mensaje por rizu el Lun Abr 11, 2011 12:31 am

><!! cuiii!! gatito, siempre que escribes logras meternos muy bien en donde tu quieres, me transpiraron las manos o.o! Esta muy interesante y tenso este capítulo *^*! muero por saber qué va a pasar *^*
[mi personaje es bueno con los niños Cool]

bye

rizu
Driver
Driver

Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 19/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Gantzters, cap 7. en la oscuridad de la noche

Mensaje por Doo Joon el Lun Abr 11, 2011 2:19 am

uhhhhh
aqui es donde entra el ranger
kiero usar una katana y una de esas armas de doble cañon

Doo Joon
Gun Shooter
Gun Shooter

Mensajes : 290
Fecha de inscripción : 02/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Gantzters, cap 7. en la oscuridad de la noche

Mensaje por Hime Shise el Lun Abr 11, 2011 5:42 am

MUY MUY BUENO!!
espero usar la katana xq mi punteria en la realidad es un asco.. onda pesimo xD si apunto a la derecha sale a la isquiera la wea XD pero weno
kuro amo tu historia!
*-*

Hime Shise
Admin
Admin

Mensajes : 327
Fecha de inscripción : 26/01/2011
Edad : 26
Localización : detras.. de ... ti!!!

Ver perfil de usuario http://facebook.com/Hime.Shise

Volver arriba Ir abajo

Re: Gantzters, cap 7. en la oscuridad de la noche

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:11 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.